Todas las etapa del desarrollo

Fisioterapia

La fisioterapia pediátrica se ocupa del tratamiento de las dificultades que puedan ser susceptibles de alterar el desarrollo motor y, en consecuencia, de limitar el potencial del niño/a. Los fisioterapeutas del Centro CONMIGO están formados en diferentes técnicas como Bobath, Vojta y Le Metayer.

Los objetivos de esta terapia se dirigen a potenciar la independencia en los desplazamientos, prevenir y evitar dolores, mejorar las habilidades motoras y funcionales (equilibrio, fuerza, coordinación…) y facilitar así las actividades de la vida diaria, potenciando una mejor calidad de vida.

Logopedia

La logopedia es la disciplina que engloba el estudio, prevención, evaluación, diagnóstico y tratamiento de los trastornos de la comunicación humana, manifestados a través de patologías y alteraciones en la voz, el habla, el lenguaje (oral, escrito y gestual), la audición y las funciones orofaciales.

No debemos olvidar que la figura del logopeda tiene también como área de abordaje el de la alimentación. Las alteraciones en la masticación, deglución, succión son también competencia propia de esta terapia.

Terapia ocupacional

El principal objetivo es el de promover la máxima autonomía posible en el pequeño/a para que su participación en las actividades de la vida diaria sean satisfactorias. El profesional utiliza la ocupación o la actividad con el propósito de ayudar a desarrollar las habilidades y las funciones necesarias para favorecer su participación en las actividades habituales de la infancia.

Nuestras Terapeutas Ocupacionales abordan las funciones del miembro superior. De esta manera se trabaja para mejorar las habilidades de la mano, mejorar la integración, la propiocepción y la funcionalidad. El equipo de profesionales del Centro CONMIGO, siempre tiene en cuenta desde los primeros meses cómo el niño procesa la información que sus sentidos (vista, oído, gusto...) perciben del exterior.

Psicomotricidad

La psicomotricidad engloba dos elementos muy importantes en la persona, los psíquicos y los motrices. Su objetivo principal es el desarrollo de la globalidad del niño/a. Las actividades que se realizan permiten que a partir del control y la concepción del propio cuerpo, lo que llamamos “esquema corporal”, se desarrollen nuestras capacidades mentales y socioafectivas, en un espacio y tiempo determinados.

En las sesiones de Terapia psicomotriz, no solo se enriquecen los modelos motores sino también se proporciona al niño/a la posibilidad de vivir mejor con su cuerpo, organizar el espacio de forma más funcional y adquirir capacidades de contacto y de adaptación social. De este modo, en la terapia psicomotriz se actúa sobre la totalidad de la personalidad del niño/a. Se trabaja de manera grupal o individual en función de las necesidades.

Trabajo social

La intervención social con la familia resulta un aspecto fundamental en el desarrollo infanto-juvenil. Desde el área de trabajo social se analizan los aspectos socio-familiares con el objetivo de ofrecer una atención global tanto al menor como al entorno en el que éste se desarrolla, tratando de favorecer las condiciones familiares y sociales más beneficiosas en cada caso, y permaneciendo accesible a las familias durante todo el proceso terapéutico.

En Centro CONMIGO la trabajadora social, en estrecha relación con el resto de profesionales del centro, lleva a cabo esta tarea desarrollando una actuación conjunta, coordinada y complementaria a la intervención terapéutica. Para ello se planifica un programa conjunto de intervención, el cual se inicia con la acogida del caso, recopilando los datos de interés más significativos para su posterior estudio y análisis.

Tras dicho estudio, orienta y asesora a las familias de las ayudas que pueden solicitar en relación a las dificultades de sus hijos/as, apoyando en los casos necesarios durante el proceso de asimilación de la nueva situación en la que se encuentran, y/o acompañando en las posibles intervenciones familiares que puedan surgir en el crecimiento de los menores durante su infancia.

Psicoterapia

La terapia psicológica para niños/as tiene elementos distintivos en relación a aquella que se realiza con adolescentes o adultos, y si bien el modo de realizarse es aparentemente distinto, los objetivos son muy similares: el bienestar psicológico y emocional del niño/a. A pesar de estas diferencias, hay elementos comunes. Al trabajar individualmente se logrará también un efecto en la familia, y al trabajar con la familia se logrará también un efecto en el niño/a. En el caso de psicoterapia infantil, esto es aún más notorio, ya que si bien puede ser el niño/a el que asista a terapia, es toda la familia la que se involucra en el proceso, y definitivamente los beneficios son para todo el grupo familiar.

Terapia psicopedagógica

La terapia psicopedagógica se realiza con niños de 6-18 años y se trabaja directamente sobre las dificultades que involucran el área cognitiva, los procesos psicológicos básicos como la atención, la memoria, la sensopercepción y en especial el pensamiento con sus diversos procesos básicos que van desde el análisis hasta la abstracción y generalización como operaciones complejas del pensamiento. Así mismo, se realizan intervenciones de apoyo emocional, problemas de conducta y otras dificultades.

Esta disciplina va dirigida a cualquier niño o adolescente con dificultades en las áreas antes explicadas, independientemente de cuales sean sus capacidades.

Inteligencia emocional

Se pretende promover el desarrollo socio-afectivo para que permita al niño/a elaborar una relación positiva consigo mismo y con los "otros", en interacción con su medio natural y social.

Los objetivos van desde potenciar la identificación, comunicación y regulación de los propios sentimientos y emociones, preferencias e intereses, pasando por la progresión en la resolución de conflictos, aceptación de las propias limitaciones, fomentar pedir ayuda a los demás, tolerar la frustración...

Esta terapia se trabaja de manera grupal, diseñando los grupos con perfiles complementarios en el que cada uno aporte y reciba lo necesario para el desempeño de los objetivos, grupales e individuales.

Valoraciones psicopedagógicas

Es el proceso mediante el cual se pretende determinar y valorar el nivel madurativo del niño/a, respecto a las áreas psicopedagógica, psicológica y neuropsicológica, con el objetivo de determinar aquellas habilidades y/o carencias que pudieran presentar, y así establecer una orientación personalizada y ajustada a cada caso desde cada una de las áreas partidarias de ser trabajada.

En el proceso de evaluación se realiza una recogida de datos a partir de entrevista clínica, y mediante la aplicación de pruebas psicométricas estandarizadas y baremadas.

Nuestro protocolo habitualmente consta de las siguientes fases:

Entrevista de orientación a familias: Es una entrevista de aproximadamente una hora de duración y tiene como objetivo recabar información relevante, escuchar a la familia, intentar solventar sus dudas y determinar las pautas de actuación más adecuadas
Proceso de Evaluación y diagnóstico: Este proceso dura aproximadamente tres horas, dependiendo siempre de la edad del niño/a, ya que es muy importante que esté descansado durante todo el proceso. El protocolo de evaluación consta de tres partes:

-     Cuestionarios a rellenar por padres y centro escolar.

-     Pruebas psicométricas específicas para la detección y valoración de síntomas clínicamente significativos de diferentes trastornos.

-     Evaluación y diagnóstico desde el departamento de valoraciones psicopedagógicas.

Entrega de Diagnóstico: Una vez finalizado el proceso de evaluación, el terapeuta evaluador procede a la corrección de todas las pruebas y junto con los datos aportados en la primera entrevista elabora un informe en el que se detallan los resultados de cada una de las pruebas aplicadas y una conclusión diagnóstica junto con las recomendaciones y orientaciones para cada caso. Este informe se entrega a las familias y se comenta en una entrevista de aproximadamente una hora y media.